Los sliders han sido y siguen siendo un elemento de lo más popular en muchas páginas web. A pesar de la popularidad con la que cuentan, en este artículo vas a encontrar varias razones por las cuales deberías de plantearte eliminarlos cuanto antes de tu página web.

¿Qué es un slider?

Un slider es un carrusel en el cual se van sucediendo elementos conforme se va desplazando. Puedes encontrar sliders de diferentes naturalezas, desde imágenes que van apareciendo una tras otra, hasta vídeos o directamente textos.

¿Para qué sirve un slider?

Los sliders son bastante populares porque son una buena forma para destacar cosas. De esta forma, estos sliders sirven para mostrar ofertas, hacer un pase de fotografías, mostrar las novedades… básicamente cualquier elemento que queramos destacar y que se vaya moviendo de forma automática mostrándoselo al usuario.

Los sliders habitualmente se encuentran en las páginas principales y suelen ser el principal centro de atención por parte de muchos usuarios. También suelen contar con un tamaño bastante grande para que se puedan apreciar bien los vídeos o las imágenes que salen en estos.

Razones para no usar un slider

Seguramente te pueda parecer un elemento de lo más interesante, además, muchas páginas son conscientes de los inconvenientes que tienen y a pesar de eso los siguen utilizando. Por ejemplo, suele ser bastante habitual en trabajos relacionados con la fotografía.

👁‍🗨 Quiero saber como mejorar el SEO de mi página web

Sin embargo, ahora vamos a darte unas cuantas razones por las que te recomendamos que no los utilices, una vez que las descubras, seguro que ves los sliders de otra forma.

Uno de los principales motivos es el SEO. Si buscas posicionar bien una página web el SEO es un factor fundamental y uno de los aspectos a tener en cuenta es que la página cuente con una navegación fluida. El slider ralentiza la página, por lo que afecta de forma negativa al SEO de esta.

Los usuarios han perdido el interés por los sliders. A pesar de que puedan parecer interesantes, las propias estadísticas nos muestran que el tiempo promedio en una página web es más bien corto, esto quiere decir que los usuarios no suelen perder 20 segundos de su vida viendo correr todo el carrusel de imágenes.

Esta falta de interés también se denota en el porcentaje de clics con los que cuentan. Tan solo un 1% de los usuarios, por norma general, suele hacer clic en los sliders, un porcentaje demasiado bajo que denota la falta de interés por parte de estos.

No funcionan bien en los móviles. La navegación en dispositivos móviles cada vez tiene una mayor importancia y es un hecho que los sliders no se adaptan al teléfono móvil del todo bien. Esto perjudica la navegación y, una vez más, afecta de forma negativa al SEO.

El uso de un slider desplaza hacia abajo el resto de contenido de la pantalla. De esta forma, esto puede llegar a ser molesto para un usuario que tiene interés en el contenido de la página pero el slider no le sirve, es decir, llegar a ignorarlos puede ser bastante molesto.

¿Cuándo usar slider en una web de forma excepcional?

Como hemos visto los sliders pueden llegar a ser prácticos en algún momento. Lo primero que debes de plantearte es si realmente lo necesitas y, de ser así, tener en cuenta estas opciones.

Lo primero que deberías de hacer sería optimizar el SEO de las imágenes. Recuerda que los sliders pueden perjudicar al SEO debido a que ralentizan la página o dificultan la navegación, por lo que todos los cuidados que pongas a la hora de optimizar el SEO serán bien recibidos.

Además, te recomendamos que trates de comprimir las imágenes en la medida de lo posible. Si comprimes las imágenes estas pesarán bastante menos y, por lo tanto, cargarán antes en la página, aspecto que servirá para perjudicar menos al SEO.

En aras de no hacer un slider muy pesado procura no recargarlo con efectos innecesarios. Las animaciones que no sean necesarias, así como todos los elementos que no mejoren la información que aporte el slider deberían de ser eliminados.

En este caso la sencillez y el minimalismo acaba resultando mucho mejor, tanto para el SEO como para el propio funcionamiento del slider. Ten cuidado también a la hora de elegir los subtítulos del slider, ni se te ocurra duplicarlo con otro que tuvieras en tu página.

Finalmente, te recomendamos que trates de reducir al máximo el número de fotografías en el slider. Recuerda que no van a ser muchos los usuarios que pierdan tiempo viendo correr el slider al completo, por lo que más vale poco y útil que mucho que no sirva para nada.

Como siempre, existen muchas posibilidades y luego cada empresa es un mundo, por lo que puede que realmente, dependiendo de tu condición en particular, es posible que puedas sacar rédito a estos sliders.

 

¿Por qué los sliders siguen siendo tan populares a pesar de no ser recomendables?

Es un hecho que los sliders son llamativos y despiertan curiosidad. De la misma forma que la publicidad en grande o los anuncios más altos pueden llegar a llamar más la atención, algo parecido sucede con los sliders.

Si no eres una persona experta en SEO o directamente no sabe la repercusión negativa que pueden tener en una página, es probable que te cueste un poco entender el aspecto negativo de estos.

Por otro lado, si no has tenido una experiencia negativa en otra página con estos sliders es probable que tampoco sientas en primera persona lo realmente negativos que pueden llegar a ser.

Básicamente la popularidad de estos sliders suele ser fruto del desconocimiento. Muchos de estos aspectos se acaban aprendiendo con el tiempo, sin embargo, cuanto antes se sepan, antes lograremos evitar esta clase de errores.

Ejemplo de un slider en una página web

slider en pagina web

Elementos que pueda sustituir el slider de una web

Dejar de usar un slider no es el fin del mundo y existen muchos elementos que podemos utilizar de cara a seguir contando con un buen diseño web.

Utiliza una imagen estática. Emplea una imagen llamativa que incentive a los usuarios a hacer clic, no siempre es necesario un carrusel de imágenes para llamar la atención de estos. Una imagen bien optimizada y que sepa llamar la atención del usuario puede ser mejor reclamo que un slider.

Los formularios también son estupendos de cara a poder llamar la atención. Este formulario lo puedes acompañar de la imagen y, por supuesto, de una llamada a la acción para captarles. Procura buscar un incentivo de cara a que se rellene el formulario o que, por lo menos, se preste así atención a sus campos.

Apuesta por una combinación de destacados. En estos destacados podrás presentar varios artículos a la vez, por lo que es estupendo si cuentas con un ecommerce entre otro tipo de negocio.

¿Cómo poner un slider en WordPress?

Poner un slider en WordPress es tan sencillo como instalar el plugin indicado. En este caso vamos a hablarte de Master Slider, uno de los plugin más sencillos de utilizar y que, además, te ofrece una gran cantidad de opciones.

Una vez que instales el plugin verás una pestaña que se llama Master Slider dentro del panel de control. Dentro de esta pestaña tendrás acceso a todos los sliders que hayas creado y desde aquí podrás crear nuevos haciendo clic en “Create New Slider”.

Una vez dentro podrás elegir el estilo de slider que quieras, simplemente elige el diseño que más te guste y dale a “Create”. Ahora estarás dentro del propio slider y será el momento de añadir las imágenes. Esto no tiene ningún tipo de pérdida, simplemente súbelas de tu equipo al plugin para que este las pueda reconocer a través de la herramienta de carga de WordPress.

Cuando tengas todas las imágenes subidas que quieras que conformen tu slider podrás configurar el Background de este, es decir, configurar un fondo único para tu slider con los colores y textos que quieras.

Finalmente, en la pestaña “Slider Controls” podrás elegir el tipo de movimiento de este. Cuando hayas creado tu slider, el propio plugin Master Slider te generará un código que podrás copiar en el propio editor de página y ya tendrás el slider listo para funcionar.

Además de Master Slider cuentas con otras alternativas como Smart Slider 3, MetaSlider o Slide Anything entre otros. Simplemente vete probando las diferentes opciones que te da cada uno y elige el que más te convenga.