Imagina que tu web es una superficie comercial en la que entra un potencial cliente y que, una vez se ha dado una vueltecita y se ha hecho una idea de lo que ofreces, se dirige a ti para informarse. Es lo que llamaríamos un primer contacto entre cliente y vendedor, un momento clave para que la hipotética relación comercial que se vaya a establecer comience con buen pie. Pues esa es, más o menos, la labor que realiza un formulario de contacto en internet.

Un formulario de contacto funciona como un embudo para las ventas y, de un modo u otro, requiere que los potenciales clientes entreguen una información personal que no siempre están dispuestos a dar. Por eso es importante que el formulario no sea invasivo, que su ubicación y estructura sea lo suficientemente intuitivo, que su diseño sea atractivo, etc.

No existen fórmulas mágicas para la elaboración de un formulario de contacto ya que depende muchas veces del tipo de web y del público potencial de la misma. Para eso existen expertos que pueden informarte sobre la mejor elección.

Sin embargo, sí hay algo que iguala a todos los formularios de contacto: el odioso spam, que puede llegar a bloquear la propia web. Afortunadamente, existen muchos medios de evitar este incordio.

Por qué es importante evitar el spam

Contratar un buen servicio antispam es fundamental para el buen funcionamiento de tu web. En internet se generan cada día miles de millones de correos spam, algo que no solo puede llegar a entorpecer tu propio trabajo, sino que también puede convertirse en una entrada de troyanos y virus.

El témino spam procede de la “comida basura” que consumían los soldados del frente durante la Segunda Guerra Mundial. Actualmente, es utilizado para definir el “correo basura” que se recibe a través de las redes. Este tipo de correos son una táctica de marketing ilícita (en España se prohibió expresamente en el ya lejano 2002, en plena juventud de internet).

Entre los objetivos de un sistema antispam destacan su función antivirus, la protección de información confidencial y el filtrado de mensajes. Es un modo de asegurar un almacenamiento estable de la información y de que no haya problemas con el ancho de banda.

Métodos para evitar la entrada de spam a través del formulario de contacto

La lucha contra el spam ha sido uno de los caballos de batalla en internet desde que se popularizó en la década de los 90 del pasado siglo. El objetivo siempre ha sido filtrar los mensajes útiles y desechar los maliciosos.

El problema es que, en ocasiones, esto ralentizaba el funcionamiento de la web. Por suerte, actualmente existen métodos para compaginar la lucha contra el spam y el rápido funcionamiento de la página. Veamos algunos de los más populares.

ReCAPTCHA

Seguro que te suena CAPTCHA, esos textos que había que reproducir para acceder a un formulario de contacto y que no había quién entendiera. Muchas veces era necesario cambiar el texto varias veces hasta que eras capaz de reconocer las letras. Y claro, el tiempo es oro, especialmente en internet, y mucha gente abandonaba y se iba a otra parte. El CAPTCHA evitaba robots pero aburría hasta a las piedras.

Por suerte, Google dejó de lado CAPTCHA e introdujo ReCAPTCHA, unas casillas que te preguntan directamente si no eres un robot y que solo tienes que contestar con un toque del cursor. Mucho más sencillo y práctico, sin necesidad de dejarse los ojos como antaño.

Honeypot

Los Honeypots son los antipam más cómodos para los usuarios ya que no están dirigidos a ellos sino a los propios bots. Puede decirse que son trampas para los robots, como las de los ratones, pero en el mundo de la programación.

Los Honeypots son campos secretos solo detectables por los robots, que son engañados para rellenar los campos que les marcan. Cuando esto ocurre es como la prueba del algodón, que no engaña. El sistema detecta automáticamente que es un robot quien envía el mensaje y su contenido es desechado.

Otros métodos antispam

También son utilizados como métodos antispam los llamados cookies de sesión (rastrean el comportamiento del usuario y si parece sospechoso desecha el formulario que haya completado), los los formularios de doble suscripción (un proceso algo más largo que requiere que los usuarios dejen su teléfono o correo electrónico para que el sistema contacte con ellos y les proporcione un código para acceder a la web) o el planteamiento de una sencilla pregunta (por ejemplo: ¿cuánto suman 2 +2?) que debe ser respondido por el usuario para que se tramite su formulario de contacto.

Plugins más utilizados en webs WordPress

Como en cualquier tipo de web, las páginas WordPress no son inmunes al spam. No es algo que deba preocuparte. Son muchos los plugins o complementos que puedes incorporar a tu página para evitar estos correos basura.

Posiblemente el plugin más popular sea Akismet, de uso y configuración muy sencillos y que cuenta también con planes empresariales específicos. Otros plugins son Anti-Spam Bee, Hide My WP, Cerber, WPBruiser y Top Spammers, entre otros.

Tener una web completa y atractiva no es suficiente para que tenga éxito. Los formularios de contacto son, muchas veces, el factor decisivo que marca la diferencia a la hora de convertir las visitas en ventas. Pero también son agujeros por los que puede colarse el indeseado spam. Contar con un buen sistema antispam es fundamental para que tu web vaya viento en popa y a toda vela.